Social Media in Northern of Chile: Alto Hospicio sin filtros

Social Media in Northern of Chile,  de Nell Hayes, es un libro recientemente publicado por la University College of London (UCL).  En este libro, que forma parte de la colección Why we post  y que ha desarrollado experiencias similares en países como Inglaterra, China y Brasil, se describe una investigación desarrollada en torno al uso y apropiación de las redes sociales. El trabajo de campo, superior al año de duración, tuvo lugar en Alto Hospicio, una de las zonas más deprimidas del norte de Chile.

Son 6 capítulos (más las conclusiones) en el caso concreto de Alto Hospicio con una profunda y detallada contextualización sociodemográfica del lugar y su entorno, y que describen aspectos como el género, la globalización, la cultura de la imagen en la ciudad y en su relación con las redes sociales. Para este post hemos seleccionado el capítulo 3, Visual posting: The aesthetics of Alto Hospicio.

La imagen, así como la abundancia de medios y las personas como autoras, están siendo estudiados a partir del cambio de rol de la imagen fotográfica, que ha dejado de ser esencialmente conmemorativa lo que tiene directa relación con la aparición de apps de tratamiento fotográfico como Instagram y Prisma. Selfie City e Inequaligram, recientes investigaciones sobre el uso de Instagram en Nueva York, ambas realizadas por Lev Manovich, nos hablan de la construcción de la imagen de la ciudad en importantes urbes del mundo y en Nueva York.

Pero Alto Hospicio no es una gran urbe ni tampoco tiene alguna similitud con Nueva York. El índice de calidad de vida del año 2015 (Cámara Chilena de la Construcción y PUC) situaba a la localidad como uno de los lugares con calidad de vida más baja, es decir, uno de los peores lugares para vivir en el país.

Los resultados desarrollados en este capítulo permiten comprender y afirmar (una vez más), que las tecnologías no se actualizan en divorcio de las personas que las utilizan y los entornos en los que estas viven. Y lo más importante (una vez más), que los procesos globales tienen su expresión en complejas dinámicas locales.

El uso-no uso de Instagram

En un primer nivel de análisis se puede inferir que el uso de Instagram no es distinto en Alto Hospicio al de cualquier otro lugar. Por ejemplo, se reconoce la presencia habitual de selfies realizadas en lugares cotidianos como la casa y el trabajo, así como  “footsies”, imágenes en las que se observan los pies de la persona que realiza la fotografía, mientras ve televisión o utiliza el ordenador en una clara actitud de descanso o relajación.  Jóvenes y adultos jóvenes son quienes  utilizan la app con más frecuencia.

Captura de pantalla 2016-08-24 a las 16.40.45

Posteriormente, el autor hace referencia a una especie de despreocupación por aparecer particularmente bien presentado en las imágenes, lo que se contrapone al “glamour” que habitualmente define a las fotografías que los usuarios producen con la aplicación. Determinados hashtags describen también un estado de ánimo en ningún caso intenso o festivo:

“Taking and posting photographs often seem to be strategies for passing time while bored; indeed the photos themselves often include hashtags such as #bored, #aburrido or #fome. Young people pass time by photographing their workspaces (whether at their job or school), snapping pictures of their surroundings while relaxing at home (often watching television or listening to music) and taking selfies in sites around Alto Hospicio. Some photos even express the ultimate boredom: waiting in a queue while running errands”.

Tal vez el hallazgo más relevante que menciona el autor es que existen dos escenarios de uso de la fotografía: el tomar la fotografía y la discusión que podría crearse en torno a ésta, siendo el primero el más relevante en la zona estudiada. En concreto, en Alto Hospicio la calidad de la imagen no es importante, tampoco la producción o el cuidado personal para realizar la fotografía, lo relevante es la ejecución de la fotografía, el acto de realizarla. Las imágenes de diversión, también presentes (lo que es muy frecuente en Instagram), lo confirman ya que la reunión o festividad no se condice con el esfuerzo en el tratamiento fotográfico.

Instagram, como señala el autor, es un servicio que posibilita que la curación de la imagen pueda ser realizada de forma activa mediante el uso de filtros con sencillos procedimientos, para así plasmar la sensibilidad artística de la persona. Nada de esto sucede en Alto Hospicio, con un deliberado-no deliberado descuido estético en el uso de las potencialidades creativas de la herramienta.

“The Instagram photos here from Alto Hospicio contrast with these ideals in almost every possible way. They do not feature subjects such as artistic works, well-presented restaurant food, beautifully decorated spaces or stylish fashion”.

De hecho, el estudio incluye fotografías realizadas y tratadas mediante Instagram en la ciudad de Santiago de Chile (no sólo la capital, sino también el centro económico y ciudad más poblada del país. Al comparar las fotografías obtenidas en Santiago con las provenientes de Alto Hospicio,  los usos son abismalmente diferentes, con una notoria preocupación por la calidad de la imagen y las posibilidades estéticas en el primer caso.

La imagen homogénea y el uso de memes

La zona en cuestión, que se caracterizada por una amplia desigualdad, también conlleva la lógica implicancia de la capacidad de conexión a la web y de adquisición y uso de un medio móvil. En una zona con características tan diferenciadoras, es más frecuente observar en las imágenes un predominio de las características que homogeneizan, más que aquellas que marcan diferencias. Las temáticas de Alto Hospicio en este sentido no describen extremos de abundancia ni escasez, ni tampoco son motor para demostrar opulencia.

Los memes también utilizados por los participantes declaran un uso particular y localizado en las prácticas y convenciones sobre todo en relación con las fuertes diferencias socioeconómicas entre los habitantes de la zona, donde los aparatos tecnológicos de última generación como iPhones y consolas de juego son sencillamente objetos de lujo.

Social Media in Northern of Chile

La salud y el cuerpo son frecuentes en los memes, así como la educación. En este último caso, por un tema aspiracional y también por las serias limitaciones de quienes desean una formación que se extienda hasta la fase universitaria. En este sentido, los memes cumplen el rol de herramienta de aceptación y refuerzo de la realidad existente más que de crítica de una realidad incómoda y limitante.
La imagen de la ciudad que proyectan los habitantes de Alto Hospicio a través de los medios sociales, como señala el autor, es un reflejo más que un contraste. El social networking de Alto Hospicio no es distinto al que sus habitantes ven cada mañana al levantarse, al acudir al trabajo o al compartir una bebida con los amigos.